Estilos de Yoga

¿Qué es Yoga?

En los libros y en Internet podemos encontrar decenas de definiciones acerca del yoga. La mayor parte destacan que con la práctica tonificamos el cuerpo, obtenemos más flexibilidad y fortaleza. Y que además, con el yoga, reencontramos estados de estabilidad emocional y niveles de concentración más profundos. Todo esto es cierto.

Vamos ahora a explicar qué es el yoga y cómo actúa en nuestro cuerpo y nuestra mente de una forma más ilustrativa.

Imagina que tu cuerpo y tu mente son una maceta que contiene la raíz de una flor. La flor eres tú, tu esencia. Pero la raíz de esta flor está sometida al ritmo de vida occidental. Una vida muy activa, llena de tareas, trabajo, obligaciones, expectativas, deseos… Este estilo de vida hace que la tierra que envuelve la raíz de la flor esté seca y, en consecuencia, cuando vertemos el agua para regar la flor, el agua se escurre por los lados en vez de penetrar y llegar a la raíz. Por tanto la flor no recibe los nutrientes que necesita para crecer, para brillar. Este estado se manifiesta mediante contracturas, rigidez y tensión muscular en nuestro cuerpo, y mediante pensamientos cíclicos, ansiedad y preocupaciones en nuestra mente. Y la rigidez y las preocupaciones suelen derivar en estados emocionales negativos.

Por eso desde Duna Yoga nos gusta definir el yoga como un ejercicio físico, técnicas de meditación y respiración orientadas a generar espacio. Espacio en nuestro cuerpo. Espacio en nuestra mente. Espacio para que nuestra energía fluya hacia todos los rincones de nuestro ser y aporte los nutrientes necesarios para crecer, para brillar, para sentirnos cada vez mejor. Para aprender a relativizar y vivir desde la sencillez. Éste es el auténtico propósito del yoga. 

Estilos de Yoga

En Duna Yoga puedes encontrar tres modalidades de práctica: Hatha Yoga, Yin Yoga y Hatha Vinyasa Yoga. Las tres modalidades son complementarias entre ellas. Pero, ¿en qué se  diferencian?

Hatha Yoga: es el estilo de base más tradicional, original de la India. En el aspecto físico, el Hatha es una práctica que puede ser más intensa o más relajante. En ella se trabajan un seguido de posturas que están orientadas a fortalecer nuestro cuerpo. La fuerza nos aporta estabilidad, la estabilidad nos aporta seguridad, y la seguridad nos permite afrontar los retos del día a día de forma creativa. El Hatha también vigoriza el organismo, sobretodo a través de técnicas de respiración consciente que se practican aisladamente o bien combinadas con la práctica física. Una práctica rutinaria de Hatha Yoga fortalece el sistema inmunitario y nos predispone a observar la vida desde la alegría. 

Hatha Vinyasala base del Vinyasa es el Hatha. La principal diferencia es el dinamismo en las secuencias. En la práctica de Hatha Vinyasa las posturas se encadenan de forma más fluida y exigen un nivel de coordinación con la respiración más elevado. La modalidad Vinyasa tiene una componente notablemente más aeróbica que la modalidad de Hatha. Mantiene los mismos beneficios hacia el cuerpo, el organismo y la mente, acercándonos a estados de bienestar y reduciendo los niveles de ansiedad. 

Yin Yoga: es un estilo de yoga basado en los conceptos taoístas del Yin y el Yang, principios opuestos, complementarios y que no pueden existir uno sin el otro. El Yin es quietud, tierra, frío, interno, lento, femenino … A través de una práctica lenta y pasiva, buscamos trabajar los tejidos profundos de nuestro cuerpo (las fascias) para liberar tensiones y bloqueos energéticos. Para ello se mantienen las posturas de manera relajada y durante más tiempo, entre 3 y 5 minutos.

Yoga en familia: Para llegar a los más pequeños creamos historias y cuentos de elaboración propia (Gabriel es escritor y tiene experiencia en publicaciones infantiles) orientadas a explicar el yoga a los más pequeños a la vez que practicamos las posturas (asanas). El Yoga en familia es un espacio donde los más pequeños comparten con los más mayores, sus padres, abuelos o tíos, y al tiempo que potencian la imaginación y la concentración aparte de ejercer actividad física. Organizamos sesiones de yoga en familia de forma periódica. Y si quieres también podemos prepararte una sesión de yoga en familia exclusiva.

Yoga Post Parto para mamás y bebés: Sesiones de yoga para mamás y bebés durante los primeros meses de convivencia juntos. En estas sesiones crearemos un espacio para cuidarte y para cuidar a tu bebé. Trabajaremos posturas dinámicas para recuperar el suelo pélvico y el abdomen, adquirir fuerza, y liberar tensiones tanto físicas como emocionales. Espacio para conectar con tu bebé y para compartir con otras mamás. Durante los últimos minutos de la sesión haremos masajes y juegos de yoga para los bebés.

Cuando puedes empezar:

  • Si has tenido un parto vaginal: a las 6 semanas
  • Si has tenido un parto por cesárea: a las 8 semanas